Reforma OMC

Desde el establecimiento de la OMC, las reglas comerciales multilaterales se han mantenido prácticamente invariable, salvo por ejemplo el Acuerdo de Facilitación de Comercio (2013) y la eliminación de los subsidios a la exportación de productos agrícolas (2015). Esta situación ha implicado que varias de las reglas comerciales acordadas en el seno de la OMC no respondan a las actuales tendencias o tensiones que existen en el comercio internacional.

De esta manera existen varios elementos de carácter sistémico que requieren ser abordados y discutidos por la membresía OMC, con el objetivo de que la organización pueda evolucionar conforme a las tendencias actuales que nacen del sistema mundial de comercio. En esta línea, la discusión en torno a cómo modernizar la OMC se sintetiza básicamente en tres grandes esferas, a saber:

Para resolver las disputas comerciales entre los Miembros, la OMC posee un sistema de solución de controversias, cuyas funciones le corresponden al Órgano de Solución de Diferencias (OSD), el cual se estableció en base al Entendimiento sobre Solución de Diferencias (ESD), y al cual asisten el Órgano de Solución de Apelación (OA) y los Grupos Especiales (paneles de expertos).

Considerando la valiosa función que le compete al OA, al examinar los aspectos jurídicos de los informes emitidos por los Grupos Especiales, generando así una segunda instancia (final) en la etapa de la Solución de Controversias.

Desde diciembre de 2019, los Miembros de la OMC no han logrado alcanzar un acuerdo en la renovación de los miembros del OA, quedando de esta forma inoperativo debido a que la falta de cumplimiento del requisito de número de miembros mínimos para su conformación.

Actualmente el pilar de Negociaciones de la OMC pasa por una compleja situación, dado que la función negociadora de la OMC no ha podido lograr los consensos requeridos en torno a las actuales negociaciones que se están llevando a cabo. Por tanto, la necesidad de fortalecer el pilar de negociaciones en la OMC cobra especial relevancia.

De esta manera, hacia la 12ª Conferencia Ministerial de la OMC, Chile considera fundamental  avanzar en resultados concretos dentro del pilar de negociación, particularmente en materia de subsidios a la pesca, el comercio electrónico y facilitación de inversiones. Además, la OMC debiese ser capaz de incorporar paulatinamente otros temas de interés que permitan avanzar hacia una agenda inclusiva, por lo que la búsqueda de nuevos compromisos en el área de género y pequeñas y medianas empresas, son otro aspecto relevante a tomar en consideración.

Otro aspecto relevante a considerar en el actual proceso de reforma de la OMC, es el fortalecimiento de su función regular que se desarrolla mediante la administración de los Acuerdos de la OMC. A la fecha esta discusión se ha centrado fundamentalmente en dos materias:

  1. el fortalecimiento de la transparencia y la mejora del nivel de cumplimiento de los compromisos en materia de notificación y;
  2. el trabajo regular de los consejos y Comités.

Chile tiene interés en avanzar respecto al cumplimiento de las obligaciones en materia de Transparencia y Notificaciones, así como encontrar formas de mejorar el trabajo regular de los Consejos y Comités de la OMC.

Noticias