Chile y Centroamérica evalúan los diez años del TLC y exploran nuevas oportunidades de negocios

03/04/2007

A diez años de la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio entre Chile y Centroamérica, la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), organizó para esta semana seminarios en Costa Rica, Nicaragua y el Salvador, destinados a exponer la evaluación de este instrumento y divulgar las oportunidades de negocios que aún ofrece.

Dicho Tratado fue suscrito en el año 1999 con Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, entrando en vigencia en distintas fechas, de acuerdo al país signatario. Con Costa Rica,  el acuerdo entró en vigencia el 14 de febrero de 2002; seguido por El Salvador el mismo año, Honduras en 2008 y Guatemala el 2010. El más reciente es Nicaragua, cuya vigencia data de octubre de 2012. 

“Considerando que un 16% de las exportaciones chilenas tienen como destino los países de América Latina, el mercado centroamericano reviste gran importancia para nuestro país y los sectores más beneficiados por el acuerdo han sido principalmente industriales, vale decir, alimentos procesados, productos químicos y el de las bebidas, líquidos y alcoholes”, manifestó Mathias Francke, Director de Asuntos Económicos Bilaterales de la Direcon, uno de los expositores en los seminarios.

Avances con Costa Rica

Uno de los países que ha evidenciado de forma creciente las amplias oportunidades de Chile con los países centroamericanos es Costa Rica.  Ya este año el 95,5% del universo arancelario de productos chilenos se encuentran libres de arancel, con ello el 96% de las exportaciones  de Chile a dicho mercado (US$ 237 millones) ingresa con arancel de 0%. A su vez, el 95,2% del universo arancelario de productos costarricenses se encuentran completamente liberalizados; de esta forma el 99% de las importaciones chilenas desde Costa Rica ingresan sin pago arancelario.
 
El TLC con este país también ha favorecido el aumento de las empresas exportadoras, las que en los diez años de vigencia, más que se duplicaron, pasando de ser 202 el 2002, a  432 en 2011. De igual forma, hay productos chilenos que experimentaron un importante dinamismo en las exportaciones a ese mercado en el período 2002-2011, con incrementos para hojas de aluminio (34%); alambre de cobre (21%); papeles (21%); láminas de plástico (20%);  madera de coníferas aserrada (19%); vino (18%); manzanas (11%) y preparaciones alimenticias (10%).

Asimismo las preferencias arancelarias han contribuido a mejorar la posición competitiva de varios productos chilenos, cuya participación relativa en el mercado costarricense ha aumentado significativamente Es el caso de la madera, que hoy registra un 96% de participación; leche condensada (96%), láminas de poliésteres no saturados (82%), papel y cartón multicapas (72%), vinos (51%), algunos tipos de medicamentos (49%) y motocicletas (26%).
 
Chile y Costa Rica tienen coincidencias en muchos aspectos. Costa Rica ocupa lugares destacados en cuanto a facilitación de comercio internacional y al igual que Chile es uno de los países más exitosos en la atracción de Inversión Extranjera Directa (IED), donde factores como su estable y transparente clima de negocios, el funcionamiento productivo, su mano de obra calificada, han  logrado que los flujos de inversión experimenten un alto crecimiento desde el año 2000.  A su vez, Costa Rica tiene un gran liderazgo en el tema de desarrollo sostenible y ecoturismo a nivel mundial, siendo un modelo a seguir. El 25% de su territorio está protegido con parques nacionales, refugios de vida silvestre, santuarios marinos, reservas nacionales, entre otras.

Nicaragua y El Salvador

En relación a Nicaragua, un mercado de aproximadamente 6 millones de habitantes, la vigencia del TLC se inició el pasado 19 de octubre, tras cumplirse los procesos administrativos. Se estima que puede haber una complementariedad importante entre ambas economías. Chile puede ser un buen mercado para la carne, sanitarios, frutas tropicales, cacao,  café y ya lo es para azúcar y ron de Nicaragua. Respecto de este último producto, Chile se ha transformado en uno de sus principales mercados de destino. Por su parte, Nicaragua puede ser un buen mercado para Chile en productos manufacturados, alimentos envasados, vinos, productos de ferretería, medicamentos, etc. Además, la vigencia del TLC puede estimular las inversiones recíprocas.

Respecto a El Salvador, por su ubicación estratégica en medio de Centroamérica, el país busca posicionarse como multidestino tanto para el turismo, como asimismo centro logístico y proveedor de servicios. De esta forma, Chile tiene interés en mejorar el Acuerdo de Transporte Aéreo, con el objetivo de alcanzar una política de cielos abiertos y aprovechar estas oportunidades.

“Tenemos una evaluación muy positiva de este TLC, pero también hay desafíos conjuntos en la línea de las compras públicas, certificación de origen digital, profundizar en el comercio de servicios e integración productiva, en cuanto a la posibilidad de generar alianzas empresariales para el desarrollo productivo de bienes. Abordar estos desafíos puede significar incrementar aún más el comercio entre nuestros países”, expresó Mathias Francke.


Mayores oportunidades con Centroamérica

Hoy, América Latina es el mercado natural para las exportaciones no tradicionales chilenas. En esta línea, hay una serie de productos de la oferta exportable nacional, especialmente alimentos, que tienen potencial para ingresar a dichos mercados: productos del mar congelados, productos gourmet, quesos, carnes, confites. También tienen un alto potencial bienes y servicios asociados a la construcción y ferretería, envases y embalajes y equipos e insumos médicos. En ese contexto, por su tamaño, afinidad cultural, estabilidad, ubicación estratégica, los países centroamericanos constituyen un mercado relevante para las empresas chilenas, especialmente las Pymes. 

En el marco de los seminarios, Chile expuso también en Costa Rica sobre el potencial de negocios que ofrece la Alianza del Pacífico, instancia de integración en que este país participa hoy en calidad de Observador, aspirando a integrarse en un futuro cercano.

En los Seminarios realizados esta semana, participaron los respectivos embajadores chilenos, autoridades locales; el Gerente de Comercio Exterior de la Sofofa, Hugo  Baierlein, el presidente de empresas COESAM Chile, Carlos Amín y la directora de ProChile en Costa  Rica y coordinadora para Centroamérica, Marcela Aravena.

Sala de Prensa

Utilizamos cookies en nuestro sitio web para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Más información

Quiero recibir
información